SOLO ELLAS

Bienvenidas a “Solo Ellas”, un blog de running donde trataremos todo tipo de temas pero en referencia a este deporte, el running y desde un punto de vista femenino.

BLOG / SOLO ELLAS
DÉJANOS TU OPINIÓN  0

¿Por qué correr?

Son muchos los motivos, los objetivos planteados y las metas por alcanzar. Pero para nosotras los beneficios se multiplican.

21 October 2014 - Escrito por Marina Tomé
¿Por qué correr?

Principalmente, cuando nos planteamos comenzar a correr casi siempre es por una cuestión de imagen. Queremos perder algún kilo, que vemos que nos sobra, queremos eliminar la grasa que comienza a almacenarse en nuestras piernas. En definitiva, necesitamos introducir en nuestra complicada vida diaria, algo de ejercicio, que nos ayude a sentirnos mejor con nosotras mismas. Y un ejercicio fácil y cómodo es salir a correr pero no somos del todo conscientes de todo lo que esta actividad nos va a ayudar, si lo hacemos bien.

Beneficios

1. Adelgaza

El running consume muchas calorías. De los deportes que he practicado, es el mejor para adelgazar y quemar grasa. Es cierto que también dependerá de la intensidad con que lo practiques pero por poco que hagas, será una gran ayuda.

2. Estiliza 

Tus piernas, muslos y glúteos comenzarán a trabajar con intensidad y notarás como se van afinando. Además de mejorar la posición de tu espalda y de fortalecer tus brazos y abdomen.

3. Fortalece

Corriendo fortalecemos todos nuestros músculos, evitando así el proceso de degeneración muscular que sufrimos por el paso de la edad. Notarás como tus músculos se endurecen, se definen y no nos olvidemos que el corazón es otro músculo y como el resto se fortalece con el ejercicio y mejora su capacidad de bombeo. Lo verás cada día en tus entrenamientos, serás capaz poco a poco de correr más distancia y más rápido.

Tus huesos también ganarán en densidad ósea, previniendo la Osteoporosis, en contra de lo que hasta hace no mucho se creía.

4. Limpia

Eleva el nivel de colesterol HDL (“bueno”) y disminuye el nivel de colesterol LDL (“malo”). Controla los desequilibrios en los niveles de lípidos, que tantos problemas generan a la mujer en la etapa de la menopausia.

Y por supuesto a parte de limpiarse las arterias, los pulmones son también unos grandes beneficiados.

5. Relaja

Al hacer ejercicio, generamos endorfinas, que son neurotransmisores producidos por nuestro Sistema Nervioso Central, llamadas también las hormonas del bienestar. Por eso, en las dos horas posteriores de haber estado corriendo una media horita, te sientes tan optimista, relajada y con ganas de tirar adelante con lo que se te ponga por medio.

Como veis el running nos aporta beneficios a corto y largo plazo y otros muchos más que de momento están en estudio por universidades norteamericanas y europeas. 

el secreto es la paciencia y la constancia 

Pero para conseguir que el running sea algo tan beneficioso como acabamos de ver, también debemos tener en cuenta una serie de cuestiones fundamentales, como son:

1. Zapatillas

Llevar un buen calzado es vital. Y no es cuestión de llevar las zapatillas más caras si no las que mejor se adapten a la actividad que vamos a darles. Es decir, deben ser adecuadas para nuestro peso, para el ritmo de carrera que vamos a llevar y los kilómetros semanales que vamos a hacerles. Llevar las zapatillas adecuadas para una misma, es algo fundamental para evitar lesiones. La ropa es importante y se nota llevar prendas de calidad a no llevarlas pero donde de verdad merece la pena invertir nuestro presupuesto, es en las zapatillas.

2. Correr y andar

Debemos tener paciencia y ser conscientes de que debemos empezar despacio. Nuestro cuerpo necesita tiempo para acostumbrarse a la nueva actividad. Por lo que, lo mejor es iniciar el entrenamiento de forma paulatina. Los primeros meses las sesiones deben alternar el paseo con la carrera. Hasta que poco a poco, en unos meses seamos capaces de correr media hora tranquilamente.

3. Saber escuchar y descansar

La tercera cuestión y no menos importante, es conocer nuestro cuerpo y saber escucharlo. Sobre todo al principio nos va a molestar todo y es normal, ya que estamos exigiéndole más y se “queja”. Pero estos molestias, no deben pasar de eso y realizando buenos calentamientos al inicio de cada sesión, estirando muy bien toda nuestra musculatura e incidiendo más en aquellas zonas donde notemos más molestia y sobre todo descansando, ayudaremos a evitar muchas lesiones.

 

Para mí, el secreto es la paciencia y la constancia. Debemos ser pacientes y dejar a nuestro cuerpo marcar sus ritmos y siendo constantes conseguiremos ver los resultados esperados.

 

| Compártelo
CATEGORÍA/S: Beneficios

Comentarios 0

¿Quieres dejar tu opinión?
Accede a tu cuenta de usuario para participar en nuestra comunidad.